Reseña de "Flush" de Virginia Woolf



Título: Flush / Autor: Virginia Woolf / Editorial: Salvat / Formato: Bolsillo / Año: 1933 / Número de Páginas: 145 páginas / ISBN: 9780156319522 / Fotografía de: Dana 


Una obra maestra, con su inigualable sensibilidad, Virginia Woolf retrata la vida del cocker spaniel de Elizabeth Barret Browning, una de las poetisas inglesas más afamadas del siglo XIX. Las aventuras de Flush en la elegante Wimpole Street incluyen el retrato de la sociedad victoriana, hipócrita y costumbrista, así como los sucesos más importantes en la vida íntima de su ama. Un mundo asombroso y sensorial de un perro es narrado con maestría en estas páginas. Una relación desprovista de palabras, basada en gestos, intuición, familiaridad y contacto. Es una obra que expone y discute las fronteras entre la verdad y la verosimilitud: no es una auténtica novela, puesto que recoge los datos y el estilo de una biografía, pero tampoco es una biografía convencional, porque antepone la libertad, lo artístico de la buena prosa a la rigidez del discurso histórico.


Decidí adquirir este libro ya que intenté leer previamente algo de esta autora sin mucho éxito, primero porque el libro que elegí en esa ocasión no era mío y en segunda porque no me conecté con la historia. Cuando vi este volumen tan pequeñito y con un título tan peculiar, sin siquiera saber de que iba la historia decidí que era mi oportunidad de adentrarme al mundo de Virginia Woolf. 

En este libro la escritora se enfoca en la vida de Flush, un pequeño cocker spaniel que paso su vida al lado de la reconocida poetisa Elizabeth Barret Browning. Contada desde la perspectiva de éste encantador can, vamos descubriendo por medio de sus sentidos lo que la vida le depara a él y a las personas que lo rodean. 


Flush es un digno representante de su especie, noble, cariñoso, obediente, desinteresado, protector, y lo suficientemente humilde y considerado como para fraternizar hasta con su más acérrimo enemigo, Su dueña por otra parte se nos presenta como una mujer melancólica, inteligente, llena de sorpresas y fiel a sus ideales que ama al pequeño cocker como a un hijo y que esta dispuesta a todo por asegurar la felicidad de ambos.

“Tenía ese matiz especial marrón oscuro que reluce al sol -como el oro-. Sus ojos eran unos ojos color avellana. Las largas orejas le enmarcaban la cabeza como una capota, sus piececitos estaban endoselados con mechones y la cola era ancha.”

Escrita de una manera bastante sencilla y amena, la novela aborda temas tan varios como el pedigree de nuestro protagonista, los orígenes de su raza, su crianza, las diferencias entre las clases sociales del Londres antiguo, el papel de la mujer en la época de nuestra autora así como las dificultades y limitaciones que tenía cada una de ellas para tomar las riendas de su vida y dejar a un lado lo que su familia o la sociedad esperaba de ellas. 

El libro esta escrito todo en tercera persona, con lenguaje simple y fluido, la escritora se explaya y nos relata todo lo que pasa por la mente de este excepcional animalito, lo que hace de la lectura un completo deleite para el lector, pues nos volvemos participes de sus peripecias acompañados de sus singulares descripciones del entorno en el que se desenvuelve.

 Una parte que me gustó mucho fueron las notas al final del libro que indagan poco a poco en la vida de nuestros personajes pues le da veracidad a lo que se nos esta relatando y le da sentido a la finalidad del libro que es cumplir como biografía de este particular dúo.


Flush es un relato enternecedor, que enaltece las virtudes y el papel que tiene una mascota en la vida de su dueño. Aderezado con el inigualable punto de vista del astuto Cocker Spaniel, el narrador nos brinda una historia conmovedora, entrañable, pero sobretodo inolvidable. Recomendadísimo.

“Flush no era un perro cualquiera: animoso y, al mismo tiempo, reflexivo; canino, sí, pero a la vez extremadamente sensible a las emociones humanas.”





¿Ya lo leyeron? ¿Qué les pareció? 
¡Nos estamos leyendo!

8 comentarios

  1. Hola!
    Me llamo mucho la atención el libro, pero no lo conocía. Espero poder leer en cuanto logre bajar mi lista de pendientes :)

    ¡Un abrazo! ^^

    ResponderEliminar
  2. Se nota que es una historia super tierna, besos.

    ResponderEliminar
  3. No sé si es una especie de señal porque el día de hoy he visto dos veces este libro y es que antes no tenía ni la menor idea de que existía. He leído que Flush es considerada una de las mejores obras de la autora pero quiero iniciar con La Señora Dalloway, a ver qué me parece. También, me alegro que te haya gustado y haya logrado quitar la anterior experiencia que habías tenido intentando leer algo de ella :)

    Te mando un beso enorme y... ¡FELIZ DÍA DEL LIBRO! <3

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchísimas ganas de leer algo de la autora y este libro me llama bastante.
    Saludos^^

    ResponderEliminar
  5. Hola :) Me llama muchísimo la atención, tiene pinta de ser una historia de las que marcan ^^
    Me quedo por tu blog!

    ResponderEliminar
  6. Me lo apunto para leerlo. Se ve interesante. Yo creo que la próxima vez que vaya a la librería me traeré a casa al menos uno de Virginia Woolf ;)

    ResponderEliminar
  7. Hola!! No conocía este libro, pero la verdad que con lo que me gustan a mi los animales (sobre todo perros) me encantaría leérmelo. Me lo apunto porque me llama muchísimo.

    Un beso

    PD: acabamos de econtrar tu blog y nos quedamos por aqui

    ResponderEliminar
  8. Le tengo muchas ganas a Woolf *-*
    Espero hacerlo pronto!
    No conocía tu blog.... ¡Te sigo!

    ResponderEliminar

¡Recuerda que un blog se alimenta de tus comentarios!
No hagas SPAM y no insultes a nadie por favor c:
*Cada que haces un spoiler un autor se corta las venas con galletas de animalitos*
¡Sonríe!